04/10/2016

CULTURA Y BIENESTAR

LO VALIOSO DE PREVENIR RIESGOS.

Por. Patricia Romero
Psicóloga Especialista en Salud Ocupacional

Proteger a los empleados de los riesgos es un deber legal y moral y en la medida en que se logre, la empresa va creciendo y prosperando.

En las organizaciones transcurre la vida diaria de toda la población trabajadora, es allí a donde se presenta la mayor exposición a los factores de riesgo, sobre todo los que podrían afectar la salud, por lo tanto debemos ser conscientes de ellos y trabajar en la prevención y el control de las lesiones y enfermedades.

Desde este enfoque las empresas pueden contribuir al mantenimiento del bienestar físico, metal y social en todas las ocupaciones. Cuando las empresas empiecen a considerar al capital humano como su principal recurso, trabajará más en función de la seguridad, la protección y atenderá los requerimientos de sus empleados con mayor empeño y dedicación.

El gran reto: persuadir

Los líderes son los llamados a entender “en primer lugar”, los beneficios que se logran a través de un trabajo seguro y el efecto que causa en la persona, la familia y la sociedad. Es importante que a través de la persuasión logren que los empleados comprendan los programas y las metas de seguridad, así como también aplicar liderazgo de seguridad en las actividades que emprenden día a día.

Los líderes además de ser ejemplo de buenas prácticas, facilitarán la formación, establecerán una cultura positiva de salud y propiciarán los ambientes para la participación colectiva de todo el personal en temas relacionados con la SST.

Las empresas independiente de su tamaño, se están concientizando de establecer practicas seguras que los lleve a la protección de todo tipo de riesgos al interior de las organizaciones. Cada vez, logran involucrar más a los trabajadores en esta labor y están promoviendo la participación activa de ellos. Desde Estrategia y Práctica, invitamos a todos los líderes para que a parte de lo exigido por la reglamentación, sigan en todo momento los procedimientos establecidos en materia de seguridad y motiven a todas las personas que estén dentro de estos entornos independiente del tipo de vínculo que guarden con la empresa, a participar en el aseguramiento de una buena seguridad y la preservación de su salud y la salud de los que le rodean.